Sergio Martínez

Igual que la voz no se puede tocar, la magia que tiene la radio no se puede explicar.

Siempre me he despertado con la radio, ahora me toca estar al otro lado, dando lo mejor de mí.